Conociendo al Ecosistema Emprendedor: Incubadora UNC

foto incubadora UNC

“Nuestra visión es ser referentes regionales en emprendedorismo, innovación y tecnología y nuestra misión es fomentar y apoyar la creación de nuevos emprendimientos innovadores y estimular la formación de emprendedores de toda la comunidad universitaria”, señala Andrés Colombo, Coordinador general de la Incubadora de Empresas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

¿Qué lugar ocupa la organización en el Ecosistema Emprendedor?

Es una incubadora de empresas de base tecnológica (EBT’s), que fomenta la creación de emprendimientos surgidos en el ámbito de la UNC.

¿Qué servicios ofrece al emprendedor?

En relación con los servicios de incubación a disposición de las EBT’s, los emprendimientos incubados en modalidad interna acceden a un box y a los servicios básicos asociados. Los emprendimientos que se incuban en modalidad externa no disponen de boxes; no obstante, los emprendedores en ambas modalidades disponen de los servicios que se detallan a continuación. Estos servicios incluyen la disponibilidad de las facilidades edilicias de la Incubadora (aula de capacitación, sala de reunión, cocina comedor, etc.) y diversos servicios profesionales.

En relación con los servicios profesionales, cada equipo emprendedor recibe asesoría permanente por parte del equipo de gestión de la Incubadora mediante una tutoría personalizada en el desarrollo del proyecto y en la toma de decisiones estratégicas asociadas al emprendimiento. Esta asesoría implica también acompañamiento, capacitación y asesoría general para la creación y validación de modelos de negocios. Asimismo, contempla la elaboración de un plan de trabajo para el correcto desarrollo del negocio durante el proceso de incubación. La dinámica de trabajo entre emprendedores y tutores es variable, e implica reuniones mensuales, reuniones semestrales de evaluación y reuniones no programadas.

foto incubadora UNC- 2

Por otro lado, la Incubadora posee un sistema para el ordenamiento y caracterización de la oferta de financiamiento e inversión público/privado disponible para los emprendedores, a quienes orienta en el armado de planes de negocios, la confección y presentación de planillas, y todo tipo de asesoramiento necesario para la presentación a las distintas convocatorias disponibles para la obtención de financiamiento. Asimismo, la Incubadora ofrece a sus emprendedores talleres de capacitación en distintas áreas y el acceso a una red de mentores, mediante la cual un mentor externo a la UNC (como por ejemplo un empresario o emprendedor exitoso, o un ejecutivo de una empresa grande) guía, orienta y aconseja a un emprendedor con el objetivo de capacitarlo mediante su experiencia de vida real y empresarial. A su vez, la Incubadora busca el fortalecimiento de sus proyectos estableciendo vínculos con centros de investigación y desarrollo tecnológico de Argentina.

Asimismo, la Incubadora ofrece distintas actividades, eventos y capacitaciones asociadas a la formación en emprendedorismo e innovación.

¿Cuáles son los principales logros de la organización?

Proyectos analizados (en convocatorias Tecnoemprendedores): 46
Proyectos incubados: 14
Financiamiento conseguido por los proyectos incubados: $1,421,000.00
Emprendedores trabajando actualmente: 51

¿Cuáles son los planes para el futuro de la Incubadora UNC?

La Incubadora de Empresas UNC intenta vehiculizar el conocimiento generado en la universidad mediante el apoyo en la formación de EBT’s de calidad que puedan insertarse exitosamente en los sectores productivos locales. Los esfuerzos futuros de la Incubadora irán en este sentido, dadas no sólo las oportunidades locales y regionales, sino también aquellas que devienen de la creciente disponibilidad de fondos para el financiamiento y promoción de las actividades de vinculación tecnológica y emprendedorismo a nivel nacional.

Hasta el 1 de agosto de 2014 se encuentra abierta la convocatoria Tecnoemprendedores, mediante la cual la Incubadora selecciona a sus futuras empresas incubadas. Para contactarse con la organización, se puede comunicar a su página web, su fan page en Facebook y su cuenta de Twitter, además del e-mail incubadoraunc@secyt.unc.edu.ar y el teléfono + 54 0351 5353756 Int. 17305 al 17309.

Global Entrepreunership Week, algo más que una campaña de sensibilización

cropped-semanaglobal2014.jpg

Global Entrepreneurship Week es la celebración más grande del mundo de los innovadores y creadores de empleo, que ponen en marcha nuevas empresas que aportan ideas a la vida, impulsan el crecimiento económico y amplían el bienestar humano.

Durante una semana cada de noviembre la GEW inspira a la gente en todas partes a través de actividades locales, nacionales y globales diseñadas para ayudarlos a explorar su potencial como emprendedores e innovadores. Estas actividades, desde las competencias y eventos, reuniones íntimas y redes a gran escala, conectan a los participantes, colaboradores, mentores e incluso los inversores.

Millones de personas que nunca antes habían considerado lanzar sus propias empresas absorben el consejo y la inspiración de emprendedores de la talla de Richard Branson, Michael Dell y Muhammad Yunus. Miles de nuevas startups florecen a través de bootcamps como StartupWeekend y otras competencias. Cientos de universidades fortalecen conexiones que ayudan a comercializar la investigación de sus laboratorios.

Los investigadores y los responsables políticos se involucran en discusiones de todo el mundo para examinar las políticas subyacentes necesarios para promover el crecimiento empresarial. Y emprendedores y empresarios comparten sus conocimientos a través de diferentes actividades.

Mientras tanto, los líderes mundiales y funcionarios locales por igual han adoptado la campaña, ya que buscan impulsar el motor económico de nuevas empresas de alto crecimiento en sus países y comunidades. Tan sólo en 2012, los presidentes y primeros ministros de 20 países apoyaron la Global Entrepreneurship Week, mientras que 93 ministros de 54 países participaron de hablar en actividades durante la semana, filmando declaraciones de apoyo o aprobando las campañas nacionales en sus países.

GEW es algo más que una campaña de sensibilización. Es una plataforma para la conexión y la colaboración en la participación de todos los jugadores a lo largo del espectro de la iniciativa empresarial en el fortalecimiento de los ecosistemas de todo el mundo.

Animate a emprender!

Muchas veces no sabes qué hacer, a qué dedicarte, qué estudiar. Luego de ver este video, te darás cuenta que los limites están en tu cabeza. ¡Animate a emprender!

Empezar un proyecto siempre es complicado. Por eso, Guy Kawasaki, CEO de Garage Technology Ventures, señala que la clave para comenzar un emprendimiento es tener un ideal. ¡No te pierdas este video!

Guía para invertir en Emprendimientos Innovadores

El Ministerio de Industria, Comercio, Minería y Desarrollo Científico Tecnológico, a través de su Secretaría Pyme y Desarrollo Emprendedor, publicó una guía para aquellos inversores que quieran invertir en emprendimientos innovadores.

Con la finalidad de fomentar las inversiones en el sector productivo-tecnológico, se diseñó una guía que pretende sensibilizar a potenciales en inversores acerca de las distintas alternativas de inversión en emprendimientos productivos.

 La Guía “Invertir en Emprendimientos Innovadores: Una Alternativa Rentable con Gran Impacto Social” fue desarrollada por los especialistas  Cr. Luis Bermejo y Lic. Lucía Scarafía.

* Publicado originalmente en el portal oficial del Gobierno de la Provincia de Córdoba.

Conociendo el Ecosistema Emprendedor Córdoba: Fundación Impulsar

foto2

“La Fundación Impulsar es una organización privada sin fines de lucro creada en 1999 con el objeto de transformar ideas en negocios. Hasta el día de hoy ha contribuido a iniciar más de 1.000 micro-emprendimientos a lo largo de Salta, Tartagal, Mendoza, Córdoba, Tucumán, Buenos Aires y Misiones”, señala Lucía Scarafia, Coordinadora Regional en Córdoba de la organización.

Entre sus múltiples tareas, Fundación Impulsar realiza capacitaciones en planes de negocio, asesoramiento para la obtención de micro-créditos, genera networking e incentiva las mentorías.

¿Qué servicios ofrece la organización al emprendedor?

El Programa busca apoyar a jóvenes de entre 18 y 35 años sin recursos económicos y con escasa experiencia, a poner en marcha su propio proyecto productivo o de servicios y convertirse en económicamente autosuficientes. Luego de una selección basada en la factibilidad del proyecto y en las aptitudes del joven para llevarlo a cabo, lo guiamos para el desarrollo de su plan de negocios y le asignamos un mentor que lo orienta y acompaña durante el primer año de gestión del micro emprendimiento.

foto1

¿Cuáles son los principales logros de Fundación Impulsar?

Impulsamos más de 1.240 nuevos emprendimientos. Capacitamos a más de 4.500 jóvenes emprendedores. Generamos más de 3.100 nuevos puestos de trabajo. Conectamos a más de 1.500 mentores con emprendedores. Otorgamos más de 8.680.000 de pesos en préstamos.

¿Cuáles son los planes para el futuro de la organización?

Seguir capacitando y conectando emprendedores en la región, para que puedan desarrollar sus negocios, transformándose en emprendimientos sustentables y con capacidad de generar nuevos puestos de trabajo e innovación, contribuyendo así al desarrollo económico y social de nuestro país.

Para comunicarse con la organización, se puede visitar su página web http://www.fundacionimpulsar.org.ar, además de su fan page en Facebook. Su mail es cordoba@fundacionimpulsar.org.ar.

“La sociedad argentina es emprendedora por naturaleza”

0000031986

Por Matías Alonso

Bioquímico  y doctor en inmunología, investigador superior del CONICET, además de haber dirigido el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBBA – CONICET) y la Fundación Instituto Leloir, Fernando Goldbaum también impulsó la creación de la empresa Inmunova SA, un start up del Instituto Leloir para el desarrollo de nuevas vacunas. Durante 2014, entre otras responsabilidades, la Agencia a su cargo asignará fondos para promoción de la tecnología y la ciencia por un monto que rondará los mil millones de pesos. En diálogo con TSS, el nuevo presidente de la Agencia explica sus puntos de vista sobre algunos temas de política y gestión vinculados con el futuro del organismo.

¿Cómo piensa que su experiencia como emprendedor en biotecnología puede ayudar a definir los lineamientos de la Agencia?

Mi interés en realidad es primero como investigador. Tengo muchos años de trabajo como investigador y el emprendedurismo surgió como consecuencia de trabajos que se empezaron a hacer en el laboratorio. Creo que puedo aportar a que los instrumentos de fomento lleguen en la mejor forma posible, basándome en mi experiencia sobre los problemas y los cuellos de botella y, digamos, en mi conocimiento de la dificultad que enfrenta un investigador-emprendedor. Esa visión es importante para que se tengan en cuenta las condiciones objetivas y reales con las que los investigadores trabajamos.

¿Por qué un investigador de larga y reconocida trayectoria elije trabajar en gestión?

Esa es una pregunta para mi analista (risas). Empecé a trabajar en gestión en el Instituto Leloir y fue porque vi los límites y las dificultades objetivas que se tenían, por ejemplo, para hacer emprendedurismo en una institución que no estaba preparada, o no tenía instrumentos legales, ni infraestructura para hacerlo. Esto me llevo a entender que hay una responsabilidad social de los investigadores, que tenemos que aportar nuestra experiencia para mejorar los instrumentos, mejorar la infraestructura legal, mejorar la capacidad del sistema para responder a las demandas de conocimiento. Además de que, desde joven, me interesó la militancia, la participación en política y me gusta la política científica. Todas esas cosas juntas hacen que uno se decida a participar. Y el llamado del doctor Barañao fue para mí como romper el mito de que los investigadores no podemos trabajar en gestión. Yo ahora estoy de licencia, pero me sigo considerando un investigador que está trabajando en la gestión.

El CONICET ha tenido muchos reconocimientos en los últimos años, pero ¿cómo hacer para que eso se plasme en desarrollos útiles para el sector productivo o el desarrollo social?

Hay una proporción muy pequeña de los investigadores que se enganchan con el emprendedurismo, en nuestro país es algo muy poco frecuente. Sin embargo, hay una proporción importante que ven la posibilidad de que sus descubrimientos sean utilizados en desarrollos tecnológicos. Y después, hay una proporción también importante que por trabas culturales no ve esa posibilidad. En el medio tiene que haber gente que se dedique a la gestión de proyectos tecnológicos, que funcione como una especie de bisagra entre los investigadores y el sistema productivo, que esté atenta a los desarrollos de los laboratorios para que gestione que esos desarrollos científicos se conviertan en patentes que puedan ser licenciadas. En mi experiencia personal, yo nunca dejé el laboratorio, sino que me asocié con gente que hacía el trabajo de gestión. Un investigador solo no puede, no le da el tiempo y tampoco es conveniente distraerlo de su tarea principal, que es investigar. Lo que tiene que hacer es conectarse, asociarse, vincularse con gente que trabaja en la gestión. Por eso el ministerio [el MINCyT] ha desarrollado instrumentos, por ejemplo, para formar gerentes tecnológicos. Es muy importante y es un área vacante que está empezando a llenarse y hace que los investigadores no tengan que vincularse cien por ciento a la tarea de emprendedurismo, sino que tengan partners, que tengan socios que hagan esta tarea.

¿Qué análisis hace de la política de protección de la propiedad intelectual impulsada por el MINCyT?

Hay dos cosas que, para mí, han dado un vuelco. Primero, la creación de la Dirección de Vinculación Tecnológica y una oficina de patentes en el CONICET, que ha sido una puerta de entrada para muchos investigadores. Y segundo, la creación de un subsidio especial, que se llama ANR Patentes, que permite financiar las fases internacionales de las patentes. Por esto se explica que haya aumentado significativamente el número de patentes. Ahora creo que hay que trabajar mucho en aumentar el licenciamiento de esas patentes, porque es una tendencia mundial el que se tienda a patentar sin pensar en el licenciamiento. El patentamiento es un instrumento importantísimo, pero genera gastos que serían improductivos si no se licencian esas patentes. En este aspecto se está produciendo un cambio cultural, he visto muchos investigadores que a la hora de publicar, primero revisan si tienen algo patentable. Esas prácticas son comunes hace 10 o 20 años en el mundo desarrollado.

cuestionemprendedora

Un país en desarrollo como la Argentina también necesita desarrollar procesos que no utilizan “ciencia de punta”.  ¿Hay forma de financiar este tipo de desarrollos?

Sí, hay muchos. El FONTAR tiene muchas líneas de créditos o aportes no reembolsables que no requieren estrictamente un aporte innovativo o la necesidad de patentar. Muchos procesos industriales, o inclusive actividades de ingeniería reversa, o copia de procesos son también muy importantes. Por ejemplo, en el área que más conozco, el desarrollo de los biosimilares es un buen ejemplo. Hay empresas argentinas que se han puesto a desarrollar biosimilares para anticuerpos monoclonales y ahí no se requiere propiedad intelectual, sino desarrollo industrial. Y tanto el FONARSEC como el FONTAR tienen líneas de financiamiento para apoyar ese tipo de desarrollos tecnológicos.

¿Cómo sintetizaría una evaluación de los cuatro fondos que actualmente tiene la Agencia?

Yo tenía, antes de entrar a la Agencia, mucho conocimiento del FONCYT y bastante conocimiento del FONARSEC. Ahora estoy familiarizándome con el FONTAR y con el FONSOFT. Veo a los cuatro instrumentos trabajando muy ágilmente y muy fuertemente. Creo que por el momento estos cuatro fondos cubren todas las necesidades que tiene el sistema. No creo que hoy haga falta pensar en la creación de nuevos fondos, habrá que evaluar el impacto que generaron estos fondos y, quizás, redireccionar, enfocar o ampliar alguno de estos instrumentos. Estos cuatro fondos ya atienden toda la problemática actual.

El sector privado se ha visto históricamente renuente a invertir en I+D en la Argentina. ¿Qué se podría hacer para revertir esta debilidad?

Es un tema difícil. De hecho, uno de los temas centrales para aumentar el porcentaje de inversión del PBI en investigación y desarrollo tiene que ver con traccionar la inversión privada. Creo que queda claro que la Agencia, a partir de lo que comentábamos, está haciendo un esfuerzo muy grande, por ejemplo, fomentando las asociaciones público-privadas. Es un trabajo que plantea un cambio cultural. Con los Fondos Regionales estamos yendo a varias provincias para difundir este instrumento en los sectores productivos locales. Creo que ahí hay una oportunidad, porque hay muchas zonas geográficas dentro de nuestro país donde hay un aumento de la productividad, agroindustrial por ejemplo, que necesitarían de un aporte de la innovación. Y me parece que la manera es insistir con el discurso y con la práctica de la articulación público-privada, mostrar algunos paradigmas y algunos casos de éxito, donde el sector privado pueda ver que invirtiendo en estas asociaciones aumenta su productividad y su competitividad a nivel regional y mundial.

¿Qué expectativas tiene para el programa, financiado por la Agencia, de incorporación de doctores en universidades públicas? ¿Piensa que tendrá mejores resultados que el programa de incorporación de doctores en empresas?

Creo que es una excelente iniciativa. Personalmente me estoy involucrando en ella, porque me parece que la política de regionalización del ministerio es muy importante. Me parece que es muy importante en aquellas universidades nuevas, o no tan nuevas, que les cuesta arrancar y que no tienen prácticamente actores en empresas. Es la única manera de romper ese círculo vicioso de que no se pueden formar doctores porque no hay doctores. Es una muy buena forma de lograr que los recursos humanos que se formaron en estos 10 años permitan un desarrollo más equitativo a nivel regional.

En cuanto a la línea de doctores en empresas, yo sé que ha habido algunos éxitos y muchas promesas no cumplidas, pero me parece que es una línea promisoria que hay que seguir incentivando. Es muy importante formar doctores que se incorporen al sistema productivo y que se incorporen al desarrollo de las nuevas universidades. Se trata de iniciativas complejas y con muchos altibajos, que van a rendir sus frutos si se mantiene una constancia a través del tiempo.

A partir de su experiencia en una empresa que surgió de una incubadora, ¿cuál es su visión sobre la capacidad que tiene la Argentina para generar emprendimientos basados en conocimiento?

Creo que las condiciones son innegables. Hay muchos jóvenes con ideas muy interesantes que se pueden llevar a la práctica. Lo que hace falta es armar estructuras que sirvan para lograr un lenguaje común entre el sector académico y el productivo. Por eso creo que los gerentes tecnológicos son el elemento central para lograr que empiece a consolidarse un lenguaje común entre investigadores, emprendedores, empresarios. Esperamos que en los próximos años se haga visible también el paradigma del investigador que impulsa un emprendimiento y logra tener éxito, que se ponga en evidencia a través de una mejor posición económica para él o ella, para la gente que trabaja con él o ella, y sobre todo a través de la generación de puestos de trabajo de alta calificación y muy bien remunerados para la gente que se forma alrededor de estos investigadores. Creo que la sociedad argentina es una sociedad emprendedora por naturaleza, hay muy buenos recursos humanos en ciencia, así que hay empezar a generar empresas de base tecnológica exitosas.

*Publicado originalmente en el sitio Emprendedores XXI.

El Hövding, un casco que aparece cuando se lo necesita

En este video, presentado por primera vez en el ciclo de cortos Focus Forward Films, conoceremos a dos estudiantes suecas que han tenido una idea innovadora para motociclistas que se rehúsan a usar casco. Llamado “Hövding”, estas emprendedoras crearon un casco “invisible” que sólo aparece en caso de accidente.

El proyecto de estas creativas jóvenes consiste en un casco que se caracteriza por la comodidad, seguridad y que resulta estético a la vista, ya que parece una bufanda que se lleva alrededor del cuello y que se abre como si fuese un “airbag” cuando detecta un cambio abrupto de velocidad, altura y ángulo gracias a sensores incorporados.

Conociendo al Ecosistema Emprendedor Córdoba: Incutex

5857_623874077623407_1615325142_n

Incutex es una empresa incubadora de emprendimientos tecnológicos con base en Córdoba, Argentina. Tiene como misión “llevar grandes ideas de la mente al mercado co-fundando y apoyando a startups de base tecnológica”, comenta Sofía Contreras, responsable del área de Marketing & Public Relations de la institución.

“Incutex cuenta con un coworking al que emprendedores, startups, profesionales, empresas y organizaciones pueden acceder alquilando un puesto de trabajo. Ofrecemos un espacio en la dinámica Nueva Córdoba (a pocas cuadras del centro) para trabajar, pero también para formarse, dar visibilidad a sus proyectos y hacer networking”, señala.

Asimismo, cuenta que realizan encuentros, entrenamientos y eventos del ecosistema emprendedor, tecnológico y y de diseño en The Tech Pub, un espacio de encuentro para eventos y reuniones “que agreguen valor al Ecosistema Emprendedor y Tecnológico de Córdoba”. Además, Sofía agrega que “en este espacio, personas con espíritu emprendedor, que creen en los valores de compartir y colaborar, puedan conectarse y generar sinergias”.

¿Qué lugar ocupa la organización en el ecosistema emprendedor?

Company Builder. Co-fundamos 3/4 startups de base tecnológica por año.

¿Qué servicios ofrece la organización al emprendedor?

Seleccionamos 3/4 startups de base tecnológica por año.

– Trabajo intensivo durante 6 meses con un equipo de profesionales y mentores que brindan apoyo en áreas clave y seguimiento constante. El programa tiene una alta inclinación a organizaciones ágiles, validación de mercado y crecimientos controlados.

– Inversión inicial de USD 25.000 en cada startup.

– Soporte tecnológico y mejora de procesos de desarrollo otorgado por los mejores profesionales del equipo de Santex.

– Formación en Metodologías Ágiles, Customer Development, Lean Startup, y más, para llevar las ideas de la imaginación al mercado.

– Espacio de co-working y eventos de networking que posibilitan mantenerse inspirados y conectados con expertos, otros fundadores y presentadores líderes en la industria.

¿Cuáles son los principales logros de la organización?

En los últimos dos años:

6 startups de base tecnológica co-fundadas.

Más de 150 eventos y entrenamientos.

Red de mentores a disposición de los equipos.

Alianzas estratégicas con actores claves del ecosistema emprendedor.

Espacio de coworking con más de 30 puestos ocupados.

¿Cuáles son los planes para el futuro de la organización?

Continuar creciendo y aportando al ecosistema emprendedor de Córdoba y Argentina desde el programa, los mentores, nosotros como emprendedores que damos apoyo a los equipos y la sinergia que generemos en los encuentros que participemos.

Datos de contacto

sofia.contreras@incutex.com.ar
Marketing & PR Manager

www.incutex.com.ar
coworking.incutex.com.ar
blog.incutex.com.ar
facebook.com/incutex.ar
twiter.com/incutex
instagram.com/incutex

¿Cómo es GEW?

En 2012, Córdoba celebró la Semana Global del Emprendedorismo (Global Entrepreunership Week, en su nombre en inglés) con distintas actividades llevadas a cabo por las numerosas instituciones que integran el Ecosistema Emprendedor cordobés. En este video podrás ver cómo fue.

 

Los 10 errores más comunes de un emprendedor

Por Edgardo Donato

Director General la Fundación Mundos E. Licenciado en Administración (UNC). Master en Desarrollo Emprendedor e Innovación (Universidad de Salamanca).

man-question-mistake

“Emprender un negocio es una experiencia apasionante, pero no exenta de traspiés. Por ello, es bueno tener en cuenta ciertas recomendaciones para no fallar en el intento.”

1. Creer que puedo empezar un negocio en los ratos libres. Empezar un negocio requiere mucha energía. Si realmente quieres hacer algo importante, debes pensaren reducir tus gastos, ahorrar, dejar tu trabajo y dedicarte a ello tiempo completo. Es la única manera de darle una oportunidad de éxito a tu idea.

2. Enamorarme del Producto y no crear un Modelo de Negocio. Un Modelo de Negocios es mucho más que un buen producto. Se empieza descubriendo quiénes son mis distintos tipos de Clientes y qué necesitan. Crear una Propuesta de Valor. Elegir cómo comunicarla y distribuirla. Entender qué es clave tener y qué es clave hacer para producirla. Qué aliados puedes sumar.

Finalmente el modelo de Ingresos y Egresos. Puedes usar el método Canvas (ya tratado en una entrega anterior) u otro para modelar.

3. Creer que puedo solo. Siempre es mejor emprender en Equipo. En equipo los problemas se dividen y los éxitos se multiplican. Un buen equipo puede ser exitoso con una idea mediocre. Un equipo mediocre puede hacer fracasar una idea excelente.

4. Elegir socios sólo por amistad. Sumar socios es fácil. Separarse es un gran problema. Elijamos a los socios que sean estrictamente necesarios. El equipo debe tener talentos complementarios. Por ejemplo personas con perfil de ventas, producción y administración. Si dos personas son iguales, uno sobra.

5. Creer que voy a ganar dinero desde el principio. En general el emprendimiento tarda un tiempo en generar rentabilidad. Debemos preverlo y anotar este trabajo como inversión en el proyecto.

consejos_para_emprendedores

6. Creer que ser buen vendedor me alcanza. Salvo que nos dediquemos  ¿sólo a la compra venta y tengamos buenos productos, vender es sólo el primer paso. Luego debemos cumplir la promesa de lo vendido y eso pasa por la producción, logística y postventa. Si no somos buenos en toda la cadena de valor, lograremos tener compradores y no clientes que son aquellos que nos recompran y nos recomiendan.

7. Creer que saber producir alcanza. Muchas veces nos concentramos en un producto porque nos gusta y/o lo sabemos hacer. Hay que producir lo que se vende y no vender lo que se produce. Si no, podemos caer en producir sólo para aumentar el stock (tener mercadería parada en un depósito).

8. Decir no emprendo porque me falta dinero. En general cuando tenemos un buen modelo de negocios y un buen equipo, hay dinero disponible para invertir. Hoy existen programas públicos y privados de apoyo a los startups (emprendimientos en estado inicial).

9. Querer reducir el riesgo a cero. Vivir implica arriesgarse y emprender es una forma de vida. Podemosreducir pero nunca eliminar el riesgo. Debemos acostumbrarnos a caminar de su mano.

10. Querer empezar en el momento justo. No existe el momento justo para emprender. Se empieza empezando.

Gracias Edgardo por ser parte del Ecosistema Emprendedor de Córdoba

Fuente: Suplemento “Dale Emprendé” de la Secretaría Pyme del Ministerio de Industria, Comercio, Minería y Desarrollo Científico Tecnológico de la Provincia de Córda,  diario Día a Día  y Cadena 3.