Qué debemos tener en cuenta al emprender

emprender-adelante

Mario Barra, general partner de aceleradora de negocios Alaya, y co-fundador y presidente de vates, empresa dedicada al desarrollo de software. 

 “La perseverancia, el trabajo, la seriedad y la orientación al cliente son las claves para que un emprendimiento tenga chances de éxito.”

Por diferentes motivos es que muchos de nosotros tomamos la decisión de emprender alguna actividad económica. Cuando hacemos esto con una visión de empresario queremos que  nuestro negocio madure, se independice de nuestra persona y se transforme en una unidad productiva con vida propia en el ecosistema de empresas.

Pero, ¿cómo logramos definir un producto o servicio que tenga un mercado lo suficientemente grande como para justificarse? Se habla de suerte, de inversiones astronómicas o ideas únicas. En mi experiencia personal de haber generado varios emprendimientos, la respuesta es: PERSEVERANCIA, TRABAJO, SERIEDAD Y ORIENTACION AL CLIENTE.

Con más de 20 años emprendiendo, me atrevo a dejarles algunos puntos que pueden ayudar a lograr un emprendimiento exitoso.

Buen manejo de las relaciones

Es fundamental al momento de comenzar un emprendimiento rodearse y  asociarse con las personas adecuadas, ya que en cualquiera de las funciones en que entremos en contacto con el otro –socio, proveedor, inversor, cliente – tenemos que tener un buen anejo de las relaciones interpersonales expresando con claridad lo que se espera del otro, lo que estamos dispuestos a dar, cuidando los lazos y generándolos con base en la confianza, diálogo y tolerancia. En mi opinión es muy bueno tener socios con quienes compartir este camino.

No focalizarse en supuestos

Para emprender hay que salir a validar o refutar las ideas que tenemos, compartir nuestros pensamientos con la mayor cantidad de gente posible, ya sean m mentores, familia, amigos o completos desconocidos. Tener otras visiones nos permite conocer  mejor el mercado, los proveedores, los futuros empleados, la experiencia de otros, el pensamiento del inversor, etc. El mundo está lleno de ideas, hay que desmitificar la creencia de que nos pueden robar la receta del éxito. Salir del confort de nuestro lugar de trabajo e ir al mundo exterior, donde se encuentran los negocios.

Mínimo producto Viable. Cuando ya tenemos una noción del producto o servicio que queremos ofrecer, tenemos que construir una versión que tenga solamente aquellas funcionalidades que permiten que el producto sea lanzado para recolectar, con el menor esfuerzo posible, la máxima cantidad de conocimiento validado sobre sus potenciales clientes. Esto tenemos que realizarlo con el menor costo posible. Debemos desenamorarnos para poder introducir los cambios que los clientes necesiten. Debemos estar preparados para pivotear lo suficiente hasta encontrar el mejor modelo de negocios. No sobrestimar/subestimar.

Hay que ser mesurados cuando hacemos proyecciones de costos, flujos de fondos, tiempos de desarrollo, mercado, etc. Planteando escenarios lo más acercados a la realidad, validándolos y modificándolos las veces que sea necesario. Generalmente somos optimistas con las ventas y los gastos. Pensamos que vamos a vender mucho y gastar poco. La realidad siempre nos muestra lo contrario, al principio vendemos menos de lo estimado y gastamos más.

Formarse/Investigar

Hoy hay muchísima información accesible para todos, hay que estar informados sobre el mercado, la realidad económica, formarse en las nuevas tendencias de emprendedorismo, investigar sobre nuestra competencia, nuevos productos, tomar contacto con todo el material informativo que nos pueda ayudar a innovar y significar una ventaja comparativa en lo que hacemos.

Tender redes

Es muy difícil emprender solos. Dentro del ecosistema del que formamos parte hay que participar de asociaciones, fundaciones, cámaras, clusters y toda la gama de organizaciones en las que podamos apoyarnos. Asistir a la mayor cantidad de eventos sociales, conocer gente. El tendido de redes es importantísimo para el crecimiento y fortalecimiento de nuestro negocio.

Disfrutar el camino

Este concepto lo dejo para el último, por ser de alguna manera el que debe atravesar e impregnar a los demás. Es la pasión llevada a la acción constructiva y placentera. Es el fin último de por qué hacemos lo que hacemos. Trabajamos duro para disfrutar este mundo al que vinimos, y dar lo mejor de nosotros para hacer del mundo un lugar mejor.

Fuente: Suplemento “Dale Emprendé” de la Secretaría Pyme del Ministerio de Industria, Comercio, Minería y Desarrollo Científico Tecnológico de la Provincia de Córda,  diario Día a Día  y Cadena 3.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s