La creatividad, un increíble don al servicio del emprendimiento

Back view of businessman drawing sketch on wall

Por Juan Carlos Rosman

Existen muchos mitos sobre el uso de la Creatividad que presuponen que sólo es patrimonio de unos pocos elegidos o que únicamente sirve para generar ideas y, sería cierto, en parte. La verdad es que depende de cómo la utilicemos, ya que la Creatividad es un don humano que nos ha venido dado como un regalo, una capacidad que no siempre aprovechamos.

Para un emprendedor representa una invaluable ayuda para traer al presente sus ideas, guiar sus proyectos y resolver problemas.

Todos nacemos con un potencial de creatividad que ejercemos durante nuestra niñez hasta los 7 u 8 años, cuando comienza a apagarse, como lo hacen los leños del fuego.

Sin embargo, siempre quedan las cenizas con un poco de brasas prendidas que pueden volver a encender la llama, si aprendemos cómo hacerlo.

Ken Robinson, experto en Creatividad, en la presentación “El increíble regalo de la imaginación” realizada para WOBI en junio de 2012, hablaba del don de la imaginación y la creatividad como una celebración del poder de nuestras capacidades humanas únicas: “A diferencia de otras especies, nosotros no estamos encerrados en el aquí y en el ahora. Con la imaginación puedes visitar nuevamente el pasado y puedes anticipar el futuro, puedes ir allí y ver cómo podría llegar a ser. No puedes predecirlo, pero puedes anticiparlo y traerlo al presente.”

“De la imaginación surgen una serie de poderes prácticos a los que llamamos creatividad. Y son estos poderes los que diferencian radicalmente al ser humano de otras especies.”

¿Cómo puede un emprendedor aprovechar su Creatividad?

La Creatividad es una forma de vida, es vivir con intensidad y plenitud cada momento, considerándolo algo único e irrepetible, es estar presente con todos nuestros sentidos alertas.

Eduardo Kastika, en su libro “Creatividad para Emprendedores” (Ed. Innovar, 2007), dice queno hay que ver a la Creatividad como a la “Gran Idea”; con lo que sabemos podemos emprender un negocio. Con lo que hemos vivido, con lo que constituye nuestro hoy y ahora, nuestra experiencia, capacidades y herramientas ya podemos imaginar un proyecto y traerlo al presente.

Por otro lado, suele considerarse que la Creatividad es de utilidad sólo al comienzo de un emprendimiento para generar el “sobre qué” va a consistir el mismo y luego, una vez que hemos llegado a esa “gran idea”, ya no es necesaria.

Por el contrario, una vez resuelto este primer desafío, lo que necesitamos es conocer cómo haremos para bajarlo a la realidad y que resulte un éxito. El “cómo” lo haremos no es único o específico.

Sólo avanzando en la concreción de esa idea es que veremos que se irán produciendo una serie de circunstancias inesperadas e imprevisibles que muchas veces nos impedirán poner en práctica aquello que habíamos pensado que debía suceder. Es justamente es esos momentos cuando necesitamos la misma o mayor Creatividad que la que usamos para decidir el “qué”.

La Creatividad nos sirve fundamentalmente para:

Detectar Oportunidades.
Generar Alternativas.

A mayor cantidad de oportunidades y alternativas, mejores serán nuestras probabilidades de alcanzar el éxito.

Algunos “Tips” para lograr esos objetivos:
Practica mucho la atención distraída, mira sin enfocar, déjate alcanzar por las sensaciones, percibe con todo el cuerpo, pero sin estar alerta.

Haz cosas que nunca hiciste. Anímate a encarar cosas que has considerado que no eran ‘para ti’.

Haz cosas que siempre haces igual, de otra forma. Si cuando te duchas empiezas por tu cabello y vas bajando, la próxima vez que te duches comienza desde tus pies hacia arriba (notarás la incomodidad que se siente).

Come sabores de helado que nunca comiste.

Lee libros sobre temas que ‘no son para ti’. Ve a mirar películas que nunca te gustaron.

En resumen, cuando nos decidimos a trabajar y potenciar ese don que nos ha sido dado, podemos usar nuestra Creatividad en todo momento y situación.

Es preciso salirse de los patrones habituales de pensamiento e intentar acostumbrar a la mente a transitar otros caminos, aunque puedan parecer obvios, tontos o absurdos.

Las ideas novedosas, originales e innovadoras no surgen de los caminos conocidos ni más transitados.

¿Desea saber cómo potenciar el desarrollo emprendedor?

Fuente: Juan Carlos Rosman (Argentina) – Alumno del Máster en Desarrollo Emprendedor e Innovación | UNIVERSIDAD DE SALAMANCA (España) – doinGlobal™ | Cultura de Innovación Global. | Artículo originalmente publicado en Doinglobal.com.

Referencias:
Consultor y Docente con más de 30 años trabajando en Creatividad e Innovación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s