Emprendiendo en Verde

Bicycle

Por redacción La Canoa

Cada vez son más las compañías que están promoviendo una cultura “verde” y hasta haciendo cambios en sus procesos para disminuir su impacto sobre el medio ambiente. Es normal que estos cambios sucedan en las grandes empresas primero, pero esto abre una nueva oportunidad para los emprendimientos. Si tus clientes son empresas grandes, valorarán mucho tu política amigable con el medio ambiente. No te olvides que tu buena imagen se traslada al cliente que te contrate.

Ahora, lo que está sucediendo en todo el mundo y también en Argentina, es que ya no son solamente las grandes empresas las que presionan sobre el mercado buscando políticas amigables con el medio ambiente. Existe un crecimiento exponencial en el nivel de conciencia ambiental del consumidor y esto hace que todos (grandes y pequeños) tengamos que estar al tanto de este fenómeno.

Nuestros clientes buscan verde, entonces ¿Qué otra opción existe que darle a nuestro cliente lo que busca?

Comenzando en el mejor lugar

En nuestro primer número, les contamos de dónde venía nuestro nombre, La Canoa. Más allá de la obvia connotación de remar (lo que hacemos todos los días), la parábola de La Canoa implica que no importa cuánto uno reme, o lo bien que lo haga; es imprescindible ver en qué río uno está remando. Si el río se está vaciando, no importa cuánto o cómo reme, igual se va a estancar.

Buenas noticias entonces, navegantes. El río del “consumo verde” (o ambientalmente consciente) no para de crecer. Es una tendencia que lleva ya más de 20 años y se ha acrecentado en los últimos 10, con el advenimiento de la era de la informática. El consumidor hoy es un consumidor más informado y esa información que el consumidor posee se traduce en más y más exigencias para todo el mercado, incluidas las exigencias de un producto amigable con el medio ambiente.

Entonces, si siempre quisiste hacer algo por ayudar al planeta y estás en ese momento de querer emprender con una idea innovadora, arrancá sustentablemente y hacelo tu bandera.

Un negocio verde es un negocio exitoso desde su arranque, te da identidad frente a tus competidores, te da una ventaja competitiva en un mercado que crece cada año, y como si todo esto fuera poco, un negocio verde tiene significativamente menos costos que un negocio tradicional.

El Medio Ambiente y el Bolsillo

Es importante destacar que muchos cambios que hagas en materia de cuidado del medio ambiente, no sólo te van a ayudar a tener una mejor imagen frente a tus clientes, sino también a reducir los gastos de tu emprendimiento. Vivimos en una economía de mercado (nos guste o no) y salvo que seas voluntario de Greenpeace o quieras salvar a las ballenas vos sólo, tus decisiones de negocio se verán influenciadas por el dinero. Y llevar tu emprendimiento al lado verde de la vida puede ser una solución financiera para maximizar ganancias.

Veamos el ejemplo de Pizza Fusion, una cadena de pizzas de Estados Unidos fundada en 2006. ¿Su slogan? “Salvando a la Tierra, una pizza a la vez”. Usando métodos energéticos alternativos, la empresa consume un 30% menos de energía al fabricar cada pizza. Además de eso, ofrece un descuento a cada cliente por devolver las cajas de cartón de la pizza, las cuales son recicladas por la empresa. No contentos con eso, una vez expandidos, modificaron su flota de delivery por autos y motos híbridas, reduciendo el consumo de combustible. Siguiendo este modelo de negocios, Pizza Fusion lleva abiertas 70 franquicias en 8 años.

Aunque es recomendable empezar desde el principio de un emprendimiento con una identidad “verde”, en nuestro país el consumidor aún no está tan concientizado como en Europa y Estados Unidos, así que estás a tiempo de arrancar.

8 Acciones Verdes para tu Negocio

  • Apagá tus equipos electrónicos: reducí tu consumo de electricidad al mínimo apagando la computadora, radio, televisión, impresoras, faxes cuando no los estés usando. No te olvides de la luz, apagá las que no necesites e intentá finalizar tus tareas antes que se haga de noche. Tu salud también te lo va a agradecer.
  • Correo no, Email si: intentá recibir todos tus resúmenes de banco y tarjetas de modo digital. Algunos bancos ofrecen descuentos o beneficios por acceder a este ítem. No imprimas nada que no sea absolutamente necesario. Por cada hoja A4 impresa en tu impresora, se calcula que se liberaron 60g de Carbono a la atmósfera (el carbono es el responsable del efecto invernadero).
  • Subite a la nube: se gasta mucho dinero, espacio y recursos en el almacenamiento de datos. Es más eficiente, más barato y más amigable con el medio ambiente que tengas toda tu información en la nube. Mejora la productividad y reduce los costos, ¿Queda alguna duda?
  • Reciclá y reutilizá: ¿Qué vas a hacer con esos muebles y papeles viejos? Si tu idea es tirarlos a la basura, replantéate la idea de ser un emprendedor “verde”. En nuestro país ya hay varias ONGs que reciben material reciclable, algunos materiales hasta tienen un valor monetario. Cuando compres muebles nuevos, acordate de ver que sean de una industria verde también.
  • Usá papel reciclado: como dijimos antes, mejor si no usás papel, pero como todavía es imprescindible para muchos aspectos de nuestra vida, cuando tengas que usarlo, usá papel reciclado. Los nuevos papeles reciclados casi no tienen diferencia con el papel normal.
  • Tele tele tele: reducí viajes y tiempos armando teleconferencias. Hoy hay innumerables herramientas online para realizar videollamadas, compartir archivos en línea, trabajar sobre documentos en conjunto en forma instantánea y más. Trabajá en tu telecarisma y vas a ahorrar mucho dinero y combustible en viajes.
  • Comunicá tus intenciones: todos los tips anteriores seguro ayudarán a hacer tu negocio más amigable con el medio ambiente, pero no queremos perder el foco y el foco es que tu negocio perciba ganancias para que puedas continuar haciéndolo. Asegurate que tus clientes conozcan tu política de medio ambiente. Que sepan el esfuerzo por el que incurre tu emprendimiento por hacer de la Tierra un lugar mejor y querrán formar parte de la cadena, comprando tus productos contra los de la competencia.
  • Viví la vida verde: si realmente vas a hacer un cambio exitoso en tu negocio, primero hacelo en tu vida y sé congruente con lo que vendés. De nada sirven todos los cambios si vos, como cabeza de tu negocio, no levantás la misma bandera. Tus tarjetas personales tienen que ser de papel reciclado, intentá usar la bicicleta para llegar a reuniones y fomentá el cambio desde tus acciones.

Estas recomendaciones van a poner a tu emprendimiento en el camino verde. Podés hacer los cambios gradualmente o todos juntos, lo que sea que sirva para tu presupuesto y tus metas. En resumen, cambiar a verde significa que ayudás al medio ambiente, te volvés más aceptable para tus clientes y ahorrás dinero maximizando tus ganancias. ¿Qué estás esperando?

Fuente: Articulo originalmente publicado por Revista La Canoa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s