Cinco cosas que hay que saber sobre emprendimiento en América Latina

seo_emprendimientos_neositios

Por Beatriz Navarro

El emprendimiento puede ser percibido como un eficaz instrumento para la movilidad social especialmente para la clase media. Durante décadas los países latinoamericanos se han esforzado en crear una clase media emprendedora, basándose en la suposición de que los valores y las actitudes de esta clase socioeconómica son precisamente los más propicios para la innovación. Sin embargo, parece existir una contradicción, ya que actualmente la mayoría de los emprendedores de la región provienen de una clase social privilegiada.

La creación de una sociedad emprendedora no es una tarea sencilla, especialmente para una región afectada por una tangible y profunda desigualdad social. Ante este escenario vale la pena preguntarnos ¿Es posible que el emprendimiento sea utilizado como una herramienta para la movilidad social? ¿Deben existir políticas públicas para promover el emprendimiento? Si es así, ¿cómo?

Para intentar responder estas preguntas aquí encontrarán cinco cosas que los responsables de las políticas públicas necesitan saber sobre el emprendimiento en América Latina:

1. No todos los emprendedores son Steve Jobs:

El emprendimiento, como lo retrata la cultura pop, sintetiza el ideal del capitalismo competitivo. Las principales innovaciones tecnológicas con potencial de mercado (Google y Facebook) se han llevado a cabo por jóvenes individuos, ambiciosos y bien educados, que operan de forma independiente en empresas de pequeña escala en un entorno altamente competitivo. Pero tomar este modelo e intentar repetirlo en otro contexto, resulta debatible.

Latinoamérica está repleta de “emprendedores por necesidad” quienes tienen que empezar su propio negocio no por gusto, sino porque no encuentran fuentes de trabajo formales. Operan comúnmente en el mercado informal; sus empresas no implican el uso de tecnologías, y el ingreso que reciben como compensación suele ser equivalente a un salario modesto, con mayores riesgos y sin ninguno de los beneficios del sector formal. Las políticas públicas, si están bien diseñadas, deben aspirar a promover sinergias para vincular a las clases de menores recursos en el emprendimiento.

2. No existe política de fomento al emprendimiento “uni-talla”:

Una vez acordada la necesidad de contar con una política de fomento al emprendimiento que trascienda a las personas de diferentes clases sociales y orígenes étnicos – no sólo entre las élites- resulta importante desarrollar claras directrices y criterios operativos para diseñar y evaluar el tipo de espíritu empresarial desea. Criterios razonables para dicha política empresarial pueden incluir la contribución de la iniciativa privada para la creación de empresas, productividad, innovación, y generación de empleo, así como la movilización de recursos y la orientación exportador.

3. Los emprendedores necesitan de contactos:

El estudio “Entrepreneurship in Latin America: A Step up the Social Ladder?” identifica la creciente importancia que desempeñan las redes de contactos, la familia , los amigos y las instituciones comunitarias en la superación de los obstáculos y para pavimentar el camino de un renovado emprendimiento a todos los niveles sociales . Promover el capital social, facilitar la comunicación y la creación de redes pueden ser mecanismos para superar las posibles desventajas que enfrentan los emprendedores de clase media. En particular, resultan especialmente útiles los contactos globales para crear nuevas empresas dinámicas.

4. Hacer negocios en América Latina es costoso:

Los trámites y la burocracia son sin duda obstáculos para los emprendedores, pero no son los únicos. Reducir el tiempo y costos de incorporación de nuevos negocios pueden favorecer la creación de nuevas empresas. En varios países de América Latina, el costo de cerrar una empresa suele ser alto, debido precisamente a estrictos procedimientos burocráticos. Los responsables de las políticas públicas, deben tener en cuenta que cuando los costos de salida son altos, la entrada de empresas también es penalizada indirectamente. En suma, lo que dificulta el proceso de creación y cierre de una empresa puede desalentar a los emprendedores.

5. La educación es la clave:

Existe una indudable necesidad colectiva entre los países latinoamericanos de nivelar el campo de juego para los emprendedores a través de la educación. En otras palabras, las oportunidades para desarrollar cualidades y capacidades emprendedoras mediante el sistema educativo pueden ayudar a compensar las desventajas relacionadas con el origen social.

Sin embargo, el acceso a la educación está fuertemente correlacionado con el nivel socio económico de los estudiantes. Sin una reforma eficaz, el sistema educativo permite perpetuar – en lugar de corregir – desigualdades de ingresos y es poco probable que contribuya a la democratización del emprendimiento. Si se persigue la creación de un espíritu emprendedor a nivel universitario, resulta entonces crucial involucrar a las universidades públicas en este esfuerzo, ya que los estudiantes con orígenes socioeconómicos menos afortunados son por lo general los que asisten a las universidades públicas.

Finalmente, más allá del sistema educativo formal, pequeños programas de asistencia empresarial y programas activos del mercado laboral (que pueden o no ser administrados por entidades gubernamentales) pueden incorporar elementos de capacitación destinados a desarrollar las habilidades de emprendedores en potencia, que cuenten ya con experiencia previa en el mercado laboral, pero con educación formal insuficiente.

Mayor información en: “Entrepreneurship in Latin America: A Step up the Social Ladder?” por Eduardo Lora y Francesca Castellani.

Fuente: Artículo originalmente publicado en blogs.iadb.org.

Anuncios

10 consejos de 10 “grandes” para emprendedores

eMPRENDEDORES-

Lanzarse en el mundo empresarial nunca es fácil. Si bien buena parte de las personas han pensado alguna vez en emprender su propio negocio, la realidad indica que son pocos los que concretan sus proyectos, y muchos menos quienes salen airosos en el intento.

Para quienes están dispuestos a probarse el traje de emprendedores, nada mejor que aprender de los que saben.

Convocados por la Secretaría Pyme y Desarrollo Emprendedor de la Provincia y la Universidad Siglo 21, 10 de los más destacados empresarios de Córdoba compartieron sus experiencias de vida en el mundo de los negocios y esbozaron algunas recomendaciones a tener en cuenta para que emprender sea un camino de éxito.

Provenientes de distintos rubros y con realidades muy diferentes, todos comparten como común denominador el haber sabido sortear las dificultades y capitalizar las ventajas que el contexto ofrecía para empezar desde cero o bien reinventarse para comenzar de nuevo. También se distinguen por su empuje, compromiso y pasión. Ellos son: Mario Barra (Vates), José Porta (Porta Hermanos), Mauro Bono (Savant), Marcelo Olmedo (Promedon), Francisco Vaccaro (Grupo Serin), Carlos Gleria (Guma), Américo Alladio (José M. Alladio e Hijos), Carlos Oulton (Instituto Oulton), Juan Blangino (Mosaicos Blangino) y Fernando Arena (Arena Hnos.).

La necesaria cuota de pasión y el indispensable plan de negocios, bien podrían ser la síntesis de los “consejos” de estos “grandes” a los emprendedores.

A continuación, algunos de sus conceptos más destacados extraídos de las entrevistas realizadas en el ciclo Grandes Emprendedores de Córdoba.

Mario Barra (Vates)

“Siempre es bueno tener socios, porque te permite compartir ideas y, a partir de ello, tomar mejores decisiones.

“No emprender por no tener dinero es sólo una excusa.

“Hay cuatro características que definen a un emprendedor: pasión, disciplina, compromiso y, sobre todo, no tener miedo.

“Uno de los errores más comunes que cometen los emprendedores es enamorarse de su idea y no validar esa idea en el mercado”.

José Porta (Porta Hermanos)

“Lo más importante es nunca perder la pasión.

“Con pasión, esfuerzo, sacrificio y trabajo todo se consigue.

“No existe la fórmula del éxito; el éxito llega cuando la capacidad y la oportunidad se juntan.

“Oportunidades hay siempre; sólo hay que salir a buscarlas”.

Mauro Bono (Savant)

“Al emprender, es fundamental contar con un plan de negocios.

“Tenés que tener una idea muy clara.

“Siempre es mejor estar preparado antes de emprender contando con las herramientas necesarias, pero también podés emprender e ir aprendiendo sobre la marcha.

“Mientras más joven se emprenda mejor, porque se tiene más tiempo para equivocarse y empezar de nuevo”.

Marcelo Olmedo (Promedon)

“Hay que pensar en emprendimientos que tengan futuro y para ello tienen que ser globales.

“Uno siempre empieza un emprendimiento con muchísima más intuición que con grandes herramientas.

“Creer, convicción y optimismo son claves para poder emprender. Más que en los seres iluminados, creo en la gente perseverante.

“Si tenés una buena idea 
y un buen equipo, los recursos llegan”.

Francisco Vaccaro (Grupo Serin)

“Es fundamental tener un buen equipo que te acompañe en el emprendimiento.

“Todo lo que no crece, desaparece.

“No existe el momento oportuno para empezar a emprender. Hay que largarse y estar dispuesto a sortear las dificultades.

“Lo importante es poder hacer lo que otros no hacen. Hacer posible lo imposible”.

Carlos Gleria (Guma)

“Lo primero que tiene que tener un emprendedor es un sueño.

“Quienes emprenden hoy tienen que aprovechar las herramientas que están a su alcance, que antes no existían.

“Hoy los cambios en el mercado se producen mucho más rápido y por eso hay que estar preparados para tomar decisiones permanentemente.

“Es importante tomarse el tiempo de estudiar el mercado, planificar y formalizar el emprendimiento para que sea sustentable”.

Américo Alladio (José M. Alladio e Hijos)

“Lo más importante es ser siempre honestos y correctos en el proceder.

“Muchos jóvenes emprendedores tropiezan, porque están apurados y quieren el éxito ya.

“Hay que tener confianza, fe y no aflojar”.

Carlos Oulton (Instituto Oulton)

“Algunos piensan que con sólo una idea basta, pero si no está acompañada por un equipo de gente dispuesta a ponerse al hombro esa idea, lo más probable es que no prospere.

“Para ser empresario, primero hay que ser emprendedor.

“En la diferenciación está la clave de un emprendimiento exitoso”.

Juan Blangino (Mosaicos Blangino)

“Lo fundamental es que te guste lo que hacés.

“Es importante estudiar el mercado para saber qué producto ofrecer.

“Si te gusta lo que hacés, seguramente vas a tener éxito porque vivimos en un país virgen, en donde hay un montón de cosas para hacer”.

Fernando Arena (Arena Hnos.)

“Para emprender lo primero es sentirse bien y a gusto con lo que se está haciendo. Es decir, amar lo que uno hace.

“Segundo es indispensable contar una familia que te apoye.

“Hay que tener actitud. Siempre le digo a mis hijos que pueden ser muy inteligentes y tener una capacidad extraordinaria, pero si no tienen actitud, no van a lograr nada”.

Fuente: Artículo originalmente publicado en diario La Voz del Interior.

La motivación para emprender

I am a winner

Animarse a emprender conlleva todo un proceso. En este video, cinco emprendedores argentinos que llevan adelante iniciativas innovadoras y han creado con éxito varios emprendimientos, explican cuál es la motivación que tiene que tener un emprendedor para poder transitar el camino de crear una empresa.

El trabajo en equipo es fundamental para el emprendedorismo. En este video, reconocidos emprendedores de la Argentina opinan, en base a su experiencia, cómo emprender junto a colaboradores los ha ayudado en sus iniciativas.

Emprendedores sociales, el eje de la 3er Edición de MÜV Talks

FlyerES002

Tras la alianza de MÜV con Fundación E+E, llega una nueva oportunidad de vivir la experiencia MÜV Talks. Esta vez, los Emprendedores Sociales serán los protagonistas del evento, quienes a través de sus proyectos aportan a una sociedad sustentable, comprometida con el medio ambiente y la comunidad que los rodea.

Esta edición tendrá lugar el día viernes 08 de agosto a las 18:00 horas en The Tech Pub, (ubicado en calle Vélez Sarsfield 576, en la ciudad de Córdoba). La jornada contará con la presencia de 7 emprendedores sociales exitosos en sus rubros, entre los que se destacan: Virginia Pittaro (Sistema B), Amadeo Gonzalo Sabattini (Desarrollos Sostenibles SRL), Lidia Juarez (La Majadita) y Marcos Heyd (La Escombrera).

MÜV Talks son una serie de eventos, sin fines de lucro, que reúnen a personas que quieren innovar, crear y hacer que las cosas pasen. Consiste en un set de siete charlas de siete minutos sobre experiencias y puntos de vista de académicos, investigadores, empresarios, emprendedores e inversionistas seguido de actividades y networking. Esta iniciativa de emprendedores de la ciudad, pretende fomentar el desarrollo de ideas, creando espacios de trabajo orientados a la interacción y gestión de proyectos que en un futuro puedan convertirse en startups.

Consultas o informes:

● muvcordoba@gmail.com

● @muvcordoba

http://www.facebook.com/MUVCordoba

Actitud Emprendedora: Motivate!

Por un lado, tenemos a Felix Tena, un español oriundo de Zaragoza, a los 21 años se le ocurrió idear un juego de mesa como el célebre Monopoly, pero “a la española”. Hoy en día, con la madurez de la edad, es el presidente de Imaginarium, una cadena juguetera que cuenta con más de 20 años de trayectoria.

Por el otro, te mostramos un capítulo del documental “Emprendedores: Mentes distintas para tiempos diferentes”, producido por el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI) y el diario El Confidencial, ambos de España.

El Hövding, un casco que aparece cuando se lo necesita

En este video, presentado por primera vez en el ciclo de cortos Focus Forward Films, conoceremos a dos estudiantes suecas que han tenido una idea innovadora para motociclistas que se rehúsan a usar casco. Llamado “Hövding”, estas emprendedoras crearon un casco “invisible” que sólo aparece en caso de accidente.

El proyecto de estas creativas jóvenes consiste en un casco que se caracteriza por la comodidad, seguridad y que resulta estético a la vista, ya que parece una bufanda que se lleva alrededor del cuello y que se abre como si fuese un “airbag” cuando detecta un cambio abrupto de velocidad, altura y ángulo gracias a sensores incorporados.